Cómo elegir los mejores muebles para patio

1 marzo, 2019

Nuestro patio es un espacio de múltiples funciones en el que podemos disfrutar de buenos momentos junto a nuestros amigos, familiares y hasta vecinos. Por esta razón, los muebles que seleccionemos para nuestro patio son tan importantes como los muebles que tenemos en el interior de nuestro hogar. Pero, ¿qué factores deberíamos tener presentes al momento de escoger los mejores muebles para patio?

Las siguientes recomendaciones nos ayudarán a elegir los muebles ideales.

1. ¿Qué tipo de material debemos escoger?

Esta es la primera pregunta que debemos hacernos, ya que el tipo de material nos permitirá saber en qué entorno se adecua más, su durabilidad ante factores externos y su resistencia. Por ello, mencionamos los materiales más utilizados para patio y jardín.

ALUMINIO

Los muebles de aluminio son ligeros y fáciles de mover ante cualquier situación. Estos muebles son duraderos ya que resisten diversos factores climáticos, por ejemplo, pueden colocarse en zonas con altas temperaturas porque no conducen el calor tanto como otros materiales, esto hace que al sentarnos, el mueble no esté tan caliente y podamos estar bajo el sol sin preocuparnos demasiado por este factor.

De hecho, el aluminio es tan resistente que es el material que comúnmente emplean los hoteles, restaurantes y piscinas públicas.

Además, es un material que no se corroe o se decolora, si bien, con el tiempo forma una capa de óxido de aluminio que lo protege de la corrosión. Aunque este óxido puede hacer que nuestro mueble se vea apagado, solo bastará una limpieza con agua y jabón para quitar esta capa y volver a tenerlo como nuevo.

Otro factor positivo del aluminio es que los acabados se adhieren muy bien a este material, permitiéndonos escoger entre una amplia gama de colores, superficies lisas y diseños únicos.

Para tener un juego de jardín de este material radiante y perfecto, recomendamos utilizar cera para automóvil o aceite mineral para proteger la superficie de nuestros muebles.

ACERO

Los muebles de acero son más pesados y robustos que el aluminio y, aunque este material no es un aislante total de los factores climáticos, podemos aplicar un acabado protector para evitar la oxidación, como primers o pinturas impermeabilizantes, y para la corrosión utilizaremos una capa de cera para automóvil.

El acero es altamente duradero y de fácil mantenimiento, ya que se puede lavar con jabón suave, una esponja y agua.

Un punto importante que debemos considerar de este material es que tiende a reaccionar ante el clima, es decir, se calentará o se enfriará de acuerdo con la temperatura. Así que tendremos que decidir si para nuestro patio es recomendable tener muebles de acero.

MIMBRE Y/O RATÁN

El material de mimbre para todo tipo de clima es versátil, duradero y está disponible en una variedad de diseños únicos tejidos a mano y colores que les dan un toque natural a nuestros muebles. Es perfecto tanto para interiores como para exteriores.

Sin embargo, debido a que este material tiene una superficie tejida, ocasionalmente se le adhiere polvo, pero no hay problema, solo es debido lavarlo con un detergente ligero, pasando cuidadosamente sobre los tejidos y enjuagar.

Además, para combatir los cambios climáticos y proteger nuestros muebles es ideal el uso de resina de mimbre para todo tipo de clima.

También, recomendamos utilizar telas para todo clima al usar muebles de mimbre, así no habrá preocupación porque los cojines se dañen al estar en el exterior.

HIERRO FORJADO

Este material es un derivado del hierro que usualmente se utiliza para patios y jardines por su durabilidad, ya que soporta un gran peso, haciendo que nuestros muebles sean seguros y cómodos. Además, es un material que no se va a mover ante fuertes vientos, pero esto no significa que nos sea difícil de mover.

No obstante, es necesario aplicar una protección contra la oxidación para mantenerlos en óptimas condiciones y retocar con pintura los puntos más expuestos a los elementos climáticos para mantener una superficie lisa.

También son fáciles de limpiar usando jabón y agua.

MADERA

La apariencia visual característica de la madera nunca pasará de moda, sobre todo, porque existe una diversidad en tipos de madera, como la teca, el cedro, el ciprés, el pino, entre otros más.

Para los espacios exteriores, la teca proporciona durabilidad y solidez. Gracias al aceite natural de este material, preserva su aspecto sin tener que emplear acabados. Sin embargo, es requerido el uso de pintura con filtros UV para evitar la decoloración y abrillantador o aceite para conservar la apariencia original.

Principalmente, la teca es ideal para zonas con climas extremos ya que no se pudre, hincha o deforma. Asimismo, es un material cultivado de manera sostenible, convirtiéndolo en un perfecto aliado para los amantes de una cultura ecológica.

RESINA, PLÁSTICO Y PVC

Estos materiales son más accesibles económicamente, son ligeros y están disponibles en diferentes colores. Además, las sillas se pueden apilar, lo que reduce el espacio que ocupan en comparación con las de acero o aluminio.

Los muebles elaborados en resina, plástico o PVC requieren de poco mantenimiento y pueden ser lavados con un poco de agua y jabón. Actualmente, estos materiales son más resistentes a roturas.

2. El tipo de decoración de nuestro patio

Si somos cuidadosos y conservadores con nuestro estilo de decoración, tanto en los espacios internos como externos de nuestro hogar, este será un factor fundamental. Por ejemplo, si preferimos un estilo minimalista, bastará con muebles elaborados en diseños geométricamente básicos y preferiblemente unicolores.

Si nuestro estilo se orienta más hacia un estilo vanguardista, náutico o industrial, podríamos optar por instalar un hermoso mirador o gazebo cuyo diseño se adapte muy bien a nuestra decoración, incorporando algunos muebles de madera amplios y una mesa central espaciosa y resistente.

El color, diseño y material que elijamos también definirán nuestro estilo. Si preferimos un estilo industrial o moderno, podríamos elegir un espacioso gazebo con techo de poliéster y estructura de acero, o un cómodo mueble tipo columpio techado para 3 ó 4 personas.

¿Y si tenemos una piscina en nuestro patio? En ese caso nos convendrá elegir muebles resistentes al agua. No podrán faltar un par de sillas playeras o camastros, o una silla gravedad cero, con estructura de acero y respaldo elaborado en tela sling que resista la intemperie y permita que el agua se deslice fácilmente. También necesitaremos algunas mesas de acero, varias sillas plegables y sombrillas que puedan incorporarse a cada mesa.

Por otra parte, además de la estructura y material de nuestro juego de jardín, los cojines y adornos le pueden agregar mucho valor a nuestro estilo de decoración, cuidando que el tipo de tela o tapiz sea resistente y fácil de retirar para lavarlo o limpiarlo.

3. El tamaño de los muebles vs. el espacio en nuestro patio

Si nuestro espacio en el patio es pequeño, bastará con un mueble cómodo o un par de sillas plegables con respaldo en tela sling, y quizá una mesa pequeña para apoyarnos si necesitamos escribir o leer un libro. Un mueble de ratán con cojines de apoyo puede mantenernos cálidos y a gusto mientras disfrutamos de respirar un poco de aire fresco.

Cuando nuestro patio es muy amplio y espacioso, es conveniente que elijamos muebles para patio amplios y resistentes que puedan fijarse al suelo. En este caso, convendría un hermoso gazebo decorativo hecho de madera o acero y poliéster, o una espaciosa glorieta con cubierta de mimbre y un mobiliario cómodo y acolchado, de manera que podamos hacer vida social y recibir momentos especiales junto a nuestros allegados.

Para elegir los mejores muebles para jardín, debemos buscar la armonía perfecta entre el tipo de material,  la capacidad de nuestro espacio exterior, nuestro estilo de decoración y nuestros gustos y actividades comunes en el patio. Todos estos factores nos ayudarán a identificar el mobiliario perfecto para esta estancia tan especial.