Cómo hacer un jardín colgante en 6 pasos

9 agosto, 2019

Un jardín colgante es un complemento perfecto tanto para una terraza en un departamento, como para un patio en una casa, gracias a sus colores y su despliegue de valiosa vida natural.

Además de dar un aspecto más agradable, entrega importantes beneficios como un mejor aire y vida a las abejas, si elegimos flores. Además, tendremos la posibilidad de disfrutar de diversas hierbas frescas para cocinar en nuestro hogar.

Por tal razón, veremos los materiales y herramientas necesarias para construir de manera rápida, sencilla y entretenida, un jardín colgante. Además, te diremos las 6 claves del paso a paso para obtener un resultado profesional en casa.

Como medida de seguridad y prevención, trabajaremos en un lugar amplio, siempre con gafas de seguridad y con las precauciones pertinentes siempre que utilicemos elementos cortantes.

Materiales

En primer lugar, los materiales necesarios para lograr un trabajo perfecto y seguro:

  1. Tablón de madera. Elemento principal que será cortado y servirá como base para nuestro jardín colgante. Recuerda que el tablón debe ser lo suficientemente ancho para poder hacer perforaciones donde quepan ocho macetas.
  2. 8 macetas pequeñas de barro. En ellos puedes colocar hierbas, plantas y/o flores con los que desees dar vida a tu jardín vertical.
  3. Coils henequén. Esta es una resistente cuerda que nos ayudará a mantener nuestro jardín firme, centrado y en altura.
  4. 2 armellas. Son soportes en forma de gancho que fácilmente se atornillan a una base estructural firme (usualmente de madera).
  5. Acabado dorada. Este barniz en color dorado potencia la luz y es uno de los tonos de moda durante este 2019. Si prefieres darle otra tonalidad a tu madera, puedes elegir las tintas de colores que más te llame la atención. Si buscas contrastes fuertes utiliza colores vivos o negro, si lo que deseas es crear un ambiente de paz y tranquilidad, busca tonalidades pasteles.
  6. Sustrato de tierra para macetas. Este hará que tus plantas tengan todos los nutrientes y componentes que hacen posibles el desarrollo de sus raíces y follaje.
  7. Plantas, flores o hierbas. Recuerda que estas dependen del tipo de jardín que desees tener.

Herramientas que necesitarás

A continuación, las herramientas necesarias para trabajar de manera eficaz:

1. Sierra circular Ryobi 7-1/4″. Elemento cortador con una carcasa y una manija para mayor seguridad en el agarre mientras dividimos la tabla.

2. Taladrado destornillador Ryobi. Herramienta para realizar agujeros de manera práctica y segura. Lo usaremos para realizar las marcas por donde pasará la cuerda.

3. Broca de 5/16. Utensilio metálico de corte que, junto al taladro destornillador, nos asistirá en el acondicionamiento de la tabla para nuestro jardín colgante.

4. Broca sierra Diablo de 5”. Instrumento que nos permitirá realizar un corte circular, debido a su estructura. Nos ayudará ejecutar los agujeros donde irán las macetas de barro con las hierbas y el sustrato de tierra.

5. Lentes de seguridadGafas, generalmente plásticas, que nos apoyarán a tener la zona ocular protegida ante cualquier elemento que pudiese rebotar en tal dirección.

6. Flexómetro. Instrumento de medida para calcular, de manera precisa, las zonas de marcación y/o corte que nos permitirán tener un jardín colgante centrado y riguroso en su terminación.

7. Lápiz. Elemento útil en todo trabajo manual que nos asistirá en la creación de marcas visuales para efectuar tanto los cortes en la madera como para señalar dónde hacer los nudos en las cuerdas y colgar los ganchos.

8. Brocha. Herramienta que nos faculta la distribución uniforme de la pintura en la madera para lograr un resultado durable y profesional.

9. Regla. Instrumento de medición más firme que el flexómetro que nos ayudará a realizar trazos en la madera.

Paso a Paso para tu jardín colgante

Ahora que tenemos todo lo necesario, veamos cómo hacer un jardín colgante en 6 sencillos y rápidos pasos:

1. Cortar la tabla de 1×6

Primero, con la ayuda del lápiz y el flexómetro, debemos marcar la madera en 2

secciones de 31 centímetros. Para mayor seguridad, apoyaremos la tabla en una mesa de trabajo estable y la sujetaremos de manera consistente, con el fin de poder realizar el corte con la mayor precisión posible.

Con ayuda de la sierra circular y usando los lentes de seguridad, vamos a dividir la pieza en la zona marcada. Luego, una vez realizado el corte, trazaremos una línea justo en la parte central de lado a lado con una regla.

Resultado del primer paso: deberíamos tener dos tablas de 31 centímetros cada una con una línea en el centrada a los 3 centímetros y a lo largo. Esta marca nos ayudará a tener mayor precisión en los agujeros que haremos a continuación.

2. Realizar marcas

Ya con el paso anterior listo, ahora continuaremos con las perforaciones donde irán posicionadas las macetas de barro. Con la ayuda del flexómetro, y apoyándonos en la línea que atraviesa la tabla, haremos cuatro puntos: a los 5 centímetros, a los 12 centímetros, a los 19 centímetros y, por último, a los 26 centímetros.

Una vez que tenemos las marcas en los cuatro lugares, usaremos la broca sierra diablo para realizar cuatro agujeros de 4 centímetros de diámetro cada uno. En este momento, debemos tener especial cuidado para no dañar la tabla que deseamos ni la mesa de trabajo. Por lo mismo, nos aseguraremos de realizar las perforaciones en el aire; es decir, llevaremos la tabla hacia el borde de la mesa, la sujetaremos firmemente y procederemos a realizar los cortes.

Por último, marcaremos cada esquina y lado con la ayuda de nuestro lápiz a una distancia de un centímetro de los bordes, estos son los agujeros por donde pasará la cuerda. Ahora, con la ayuda de la broca de 5/16, realizaremos las 8 perforaciones: 4 por sección de madera cortada.

3. Acondicionar la madera

Ahora es el momentode pintar la madera de la manera que más deseemos, con la ayuda de la brocha y el acabado dorado. Por último, dejaremos reposar la pintura para evitar fallas en la misma. Si es necesario, daremos otra capa de pintura al cabo de unas horas.

4. Agregar la cuerda

En el cuarto paso, lo primero que haremos será cortar la cuerda exactamente a la mitad. Lo siguiente será tomar una tabla y pasar la cuerda por los agujeros hechos en los extremos; primero, de un lado y luego del otro.

Lo importante en este punto es fijarse que, una vez con la cuerda en los agujeros, realizar una marcar a una distancia de entre 12 y 14 centímetros; una vez hecha la marca, hacer un nudo para que la siguiente tabla quede fija. Pasar la cuerda restante por los agujeros de la segunda tabla y atar los extremos de las cuerdas.

5. Colgar el jardín

Como penúltimo paso, seleccionaremos el lugar perfecto para colgar el jardín, a la vez que nos aseguramos de que sea una zona con una madera o viga estructural capaz de soportar el peso. Antes de desplegar nuestro nuevo jardín, colocaremos los ganchos a una distancia de 29 centímetros para lograr una mejor tensión y despliegue de nuestro jardín colgante.

6. Rellenar las macetas

Para ir finalizando, rellenaremos las 8 macetas de barro con las hierbas que tengamos a disposición más la mezcla de tierra de hoja para darle mayor fuerza y estabilidad a nuestra planta. Por último, colocaremos las macetas de barro listas en los agujeros de las tablas y listo.

Ahora que ya dimos un recorrido sobre cómo hacer un jardín colgante, lo único que queda por hacer es disfrutar de los beneficios, cuidar muy bien de las hierbas o plantas que hayamos escogido y compartir datos sobre la construcción de jardines colgantes.