El clima y tu jardín

2017-09-18

El cambio climático se define como la modificación del clima según sea el registro climático de una región, como la presencia de lluvias en épocas en las que no llovería con normalidad o calores intensos y sequías donde antes había climas templados. Es decir que el clima cambia drásticamente y sin avisar. Por lo que siempre debes estar preparado y conocer el tipo de clima y plantas que van mejor en tu jardín.

Esto puede traerle consecuencias a tu jardín, si no es lo suficientemente sano. Si bien tener un jardín en pleno desarrollo ayuda a combatir de alguna manera el cambio climático, es importante cuidarlo, pues existe un desfase entre los cambios estacionales y la capacidad de adaptación de la flora y la vegetación.

Los efectos de la pésima calidad del aire sobre la vegetación de tu jardín son evidentes. La contaminación del aire provoca que la intensidad de las horas de sol disminuya, además el hollín y los residuos de gases se depositan en las hojas, reduciendo su labor de asimilación y fotosíntesis. Lo que le puede pasar a tu jardín es que su floración se retrase, no se desarrolle correctamente, los árboles pierdan sus hojas y estás a su vez el color que tenían.

Cómo cuidar del jardín frente al cambio climático

Lo primero que debes hacer es revisar que la tierra de tu jardín esté aireada. Para ello toma una pala y pica el sustrato con ella, remuévelo hasta que quede esponjoso. Puedes aprovechar la tarea para poner fertilizante.

El fertilizante le ayudará a que no falten los nutrientes en la tierra, permitiendo que tu jardín continúe desarrollándose sanamente y ayudando combatir el cambio climático.

El agua será el recurso más valioso para tu jardín. Si por tu zona geográfica casi no llueve, deberás aprovechar los días lluviosos al máximo. También puedes optar por instalar un sistema de riego, son fáciles prácticos y no desperdiciarán agua. Existen diversos modelos, para diferentes tipos de jardín.

Diversifica el tipo de cultivo que tienes en tu jardín. Las plantas que mejor se adapta a condiciones climáticas son la xerófitas. Además de los pocos cuidados que requiere es una de las plantas que más CO2 consume. Otro tipo de planta son las suculentas, ésta son plantas que tienen la habilidad de retener agua y sobrevivir a climas más áridos.

Todas las herramientas que necesitas para combatir el cambio climático al lado de tu jardín puedes hallarlas en The Home Depot, ubica la sucursal más cercana a tu domicilio y visítanos.