La nochebuena, una planta muy navideña y mexicana

2017-12-15

Durante esta temporada las calles y los jardines se decoran con el intenso rojo de las nochebuenas, flores que simbolizan la llegada de las fiestas decembrinas, el invierno y demás costumbres culturales. Lo mejor de esta planta es que es endémica de los suelos nacionales, por lo que plantar nochebuenas en tu jardín es muy fácil, así como darle mantenimiento y cuidar su desarrollo.

La nochebuena es una planta que puede estar tanto en tu jardín como en su maceta dentro de tu casa, ahí su altura máxima será de hasta 50 cm. Procura tenerla en un lugar fresco, pero sin mucho aire.

Durante esta época suele ser la decoración de tu jardín, por lo que es momento de trasplantarla; sácala de su maceta y siémbrala en un lugar donde reciba poca luz solar, si la dejas en tu jardín todo el año puede llegar a formar un arbusto de hasta cinco metros; para ello cuida su temperatura que debe oscilar de entre los 15 y 25 grados.

Cuidados de la nochebuena

Lo primero que debes hacer para conservar los colores de tu flor es evitar rociar con agua las hojas de color rojo, con ello no saldrán manchas o se decolorarán. Por su parte, si las hojas se ponen amarillas o las ramas comienzan a doblarse, lo más posible es la falta de luz o nitrógeno, aunque, también puede deberse a que la estamos regando más de lo necesario.

Realiza la poda a comienzo del año y cuando las hojas empiecen a recobrar su color verde, con ello, la nochebuena tendrá muchos retoños en poco tiempo. Verás que para final de año tu jardín estará ornamentado y lleno de su color.

Durante esta temporada decembrina se recomienda agregar un poco de fertilizante que contenga nitrógeno cada semana. Procura mantenerlas lejos de tus mascotas. Un último tip, puedes poner pequeños cubitos de hielo sobre la tierra negra donde plantaste tu flor de nochebuena, con ello ayudarás a mantener su temperatura necesaria.

3 curiosidades de la flor de nochebuena

1.    La nochebuena es la flor de maceta más vendida en el mundo. Es de origen mexicano, y se cree que en Taxco es el lugar en el que originaron el mito de su tradición y la misma flor.

2.    En épocas prehispánicas fue una planta con una larga tradición de cultivo; sus flores adornaron los altares a la madre diosa Tonantzin. Hasta que los franciscanos la utilizaron para adornar el pesebre y convertirla en un símbolo navideño.

3.    Gracias a Joel R. Poinsett, embajador estadounidense en México, a partir de 1828, año en el que envió la flor a Filadelfia, su mercado y fama se expandió a otras partes del mundo, con lo que México se ha vuelto uno de los mayores exportadores del mundo.

Te invitamos a The Home Depot, donde podrás seleccionar la flor de nochebuena que más te agrade, además de una maceta que acompañe su belleza y de las herramientas necesarias para trasplantarla y cuidarla a lo largo del año.