Todo sobre maquinaria para jardín

1 marzo, 2019

Para lograr crear un hermoso y amplio jardín, muchas veces necesitamos más que experiencia o conocimientos en técnicas de decoración y sembrado. Ese proceso de cuidado y mantenimiento puede requerir de maquinaria para jardín que nos permita lograr un mejor acabado, facilitarnos el trabajo y ahorrarnos mucho tiempo y esfuerzo.

¿Cómo saber si necesitamos maquinaria para jardín?

En la jardinería existe una cantidad considerable de herramientas con diversas funcionalidades, pero lo que realmente nos ayudará a determinar si necesitamos de este tipo de máquinas o no, será pensar en factores como la extensión de nuestro terreno, la distancia respecto a los suministros de agua, la abundancia de flores y vegetación, el clima y la cantidad de horas diarias que solemos -o deberíamos- dedicarle a estas tareas de mantenimiento y acondicionamiento.

A continuación, profundizaremos en los distintos tipos de maquinarias (eléctricas y de gasolina) que existen para el corte, la poda y el mantenimiento general de nuestro jardín.

1. Motosierras

El trabajo pesado de cortar troncos, podar ramas u otros objetos, se ha simplificado considerablemente. Con el paso de los años, esta herramienta ha mejorado mucho en cuanto a su maniobrabilidad y seguridad. Podemos conseguirlas con motores a base de gasolina o eléctricos (ya sea de cable o con batería).

La motosierra de gasolina de la marca RYOBI es perfecta para los trabajos más difíciles, cuenta con un motor cigüeñal de 38CC de 2 tiempos que nos ofrece más tiempo de uso, así como una empuñadura anti vibración que nos permite asegurar un corte cómodo de principio a fin.

Cuenta con un lubricador automático de aceite que prolonga la vida útil de la cadena y podemos acceder al filtro de aire sin necesidad de usar otras herramientas. Además, viene en colores verde, negro o gris e incluye un estuche de transporte bastante cómodo para soportar los 8.8 kg de peso de esta herramienta.

2. Desbrozadora

Esta herramienta se usa para cortar césped o mala hierba al nivel del suelo. Con ella podemos alcanzar los lugares donde un cortacésped no puede llegar, como esquinas o bordes. El corte lo realizan hilos de nylon o cuchillas en formas de disco. También, podemos adquirirla de motor o eléctricas; son livianas y fáciles de transportar.

La desbrozadora eléctrica de RYOBI, cuenta con un potente motor de 10 amperes con un eje recto de acero para un mejor alcance alrededor y debajo de los obstáculos, y una mayor durabilidad. Posee un cabezal de hilo REEL-EASY con SPEED WINDER para facilitar el cambio de hilo en menos de 60 segundos. Asimismo, su capacidad de corte es de 18″ (457 mm) y un peso de 5.4 kg.

La desbrozadora eléctrica de BLACK & DECKER, por su parte, nos ofrece 350 W de potencia, su peso es liviano 1.4 kg y cuenta con un sistema de alimentación por bombeo de hilo de corte. También tiene un mango auxiliar de agarre que facilita su uso y desmontaje al almacenarla. Su diámetro de corte es de 23 cm.

3. Cortacésped o podadora

Esta herramienta es necesaria y útil en todo momento para que nuestro jardín se vea armonioso. Además, la mayoría de las podadoras incluyen una bolsa recolectora y una palanca que sirve para ajustar la altura de corte. Aún si el espacio es pequeño, podemos optar por adquirir una eléctrica.

Si nuestro espacio de jardín es más amplio, es recomendable adquirir el cortacésped de motor a gasolina. Sin duda, es una maquinaria para jardín que nos ayudará a ahorrar tiempo y esfuerzo, ofreciéndonos un acabado inigualable.

4. Cortasetos

Muchas veces maltratamos nuestras manos y gastamos nuestras energías cortando esos molestos setos de dura consistencia que están fuera de nuestro alcance. En este caso, adquirir un cortasetos puede sernos de gran ayuda.

A diferencia de la motosierra, esta máquina cuenta con cuchillas (de diferentes longitudes) accionadas a altas revoluciones por un motor a gasolina o eléctrico, logrando un corte limpio y preciso. Es ideal para sitios sensibles al ruido y para realizar cortes a ramas o setos altos, además de ser liviano y fácil de manipular.

5. Sulfatadora

También se le conoce como pulverizadora, esta máquina se utiliza para esparcir compuestos naturales, como el agua, o químicos, como herbicidas o plaguicidas, formando gotas muy finas en forma de rocío.

Podemos conseguir distintos modelos en el mercado, eléctricos o de gasolina, su uso es para jardines medianos y grandes cultivos, cuenta con un depósito –entre 50 y 150 litros– además de 10 metros de manguera y lanza rociadora. Muy prácticos para que los cultivos se mantengan sanos de los agentes externos que puedan dañar nuestras plantas.

6. Biotrituradora

La composta o abono les aporta muchos nutrientes a nuestros cultivos, y su costo varía de un fabricante a otro. En este caso, la biotrituradora nos brinda muchos beneficios, no solo a nuestro jardín, sino también a nuestro bolsillo.

Esta máquina se utiliza con la intención de reducir a virutas los desechos del jardín para reutilizarlos en forma de abono orgánico. La principal ventaja es que nos permite reciclar estos desechos para crear nuestra propia composta para el crecimiento de nuevas siembras o plantas.

Esta máquina para jardín podemos adquirirla en distintas presentaciones y tamaños. Es fácil de usar y nos permite además ahorrar tiempo, esfuerzos y recursos.

7. Soplador de hojas

Nuestras plantas cumplen un ciclo natural de acuerdo con la estación del año y, especialmente en otoño, nuestros árboles desprenden hojas de su follaje para iniciar un nuevo ciclo, lo que ocupa varias horas de nuestro tiempo para poder recogerlas.

Podríamos utilizar un rastrillo, pero tardaríamos mucho. Para ello, el soplador de hojas es una opción perfecta que nos facilitará el trabajo de recolectar las hojas de nuestro jardín. Además, viene en distintos tamaños y modelos según nuestras necesidades y es muy fácil de usar.

8. Aspersores

Los aspersores también cumplen una función importante para el riego de nuestros cultivos, este dispositivo mecánico convierte el flujo de líquido presurizado en un rocío uniforme. Además de permitirnos programar la duración y cantidad de agua para nuestro sistema de riego, nos permite ahorrar y administrar mejor este valioso recurso.

9. Bombas de agua

Usualmente, las bombas de agua para los jardines nos sirven para poderlas colocar en fuentes, ya que son sumergibles en agua para hacerla circular de manera constante y así tener un efecto de caída. También, las bombas para fuentes tienen un regulador de flujo.

En determinado caso, estas bombas de agua son usadas para extensiones de tierra en lugares remotos, donde es difícil obtener agua. Esta herramienta puede ayudarnos a canalizar el agua que consigamos de estanques o lagos hasta el sitio donde tenemos nuestras siembras.

¿Cómo mantener en buen estado nuestra maquinaria para jardín?

Es importante, para mantener el buen estado de nuestros equipos, que seamos cuidadosos, limpios y ordenados al momento de usarlos, sobre todo, porque muchos de estos se encuentran en contacto directo con productos químicos que podrían producir desgastes mayores.

Además, si no les damos el mantenimiento apropiado, estos pueden incluso infectar a nuestras plantas de jardín. Aunque no es necesario desmontar todos sus elementos al finalizar cada trabajo, es necesario que mantengamos limpios y en buen estado sus cuchillas, cadenas y motores.

La lista sigue siendo amplia, entre técnicas, herramientas manuales y maquinarias hay mucho que aprender, y mientras transcurra el tiempo, la tecnología seguirá avanzando a nuestro favor, simplificando y permitiéndonos perfeccionar este hermoso arte de la jardinería.